Mis Poemas

Desde que era pequeña me gusta escribir. 

Es una manera de evadirme del mundo y centrarme en mí.
Últimamente los poemas me brotan solos, sin saber de dónde vienen.

 De repente una palabra, una emoción, un sentimiento… 

Salta la chispa y ya está.
Aquí están, directas desde mi alma, mis poesías, mi verdad.
Agradecida a la vida por poder compartir 

con todas las personas q los quieran recibir.

 

El mejor momento: AHORA

Ya se van los treinta y seis,
con ellos se cierra un ciclo
y llegan los treinta y siete
a forjar un nuevo inicio.
Porque de eso trata la vida
de finales y principios,
de dar vueltas y más vueltas
para llegar a lo mismo,
para poder descubrir
la distancia hasta el abismo.
¿Qué cuan profundo será?
Pregúntatelo a ti mismo
porque será lo que tardes
en encontrar tu camino.
Ahora escúchame bien amigo
no trates de buscar fuera
lo que tienes escondido.
En el fondo de tu ser lo encuentras
sigue buscando, no te rindas,
llegarás a conquistarlo
al fin te saldrán las cuentas.

Y llegado ese momento
sentirás la paz inmensa
llegarás a fusionarte
con la gran naturaleza.
Comprenderás que nos pasamos el tiempo soñando
y tratando estar despiertos
que contradicción, ¿verdad?
En el fondo esto es un cuento.
¿Si tiene final feliz?
¿De verdad quieres saberlo?
Quién sería tan osado de atreverse a descifrar
lo que de verdad entraña la ansiada felicidad.
Descúbrelo por ti mismo,
que nada, ni nadie,
se atrevan a definirlo.
Vive, ama, ríe y sueña.
Canta, canta alto, muy alto.
Que el sonido de tu voz se confunda con los pájaros.
Siéntete libre, que tu momento ha llegado.

Son nuevos tiempos

¿Hacia dónde vamos?
¿De dónde venimos?
Surgen nuevos paradigmas,
se abrirán nuevos caminos.
Nada es estático,
todo está en continuo cambio.
Solo si observas despacio
conseguirás integrarlo.
Abrirte a la realidad,
la que ama sin juzgar,
la que te acoge en su seno,
la que te hace vibrar.
Son nuevos tiempos,
nuevos momentos,
que te ayudan a entender
la única verdad: el SER.

Amistad

Una sola palabra

que puede decir tantas cosas

solo con imaginarla.

Porque cuando es verdadera

ni la misma primavera

puede resultar tan bella.

Si alguna vez la has sentido

ya sabrás bien lo que digo,

nada más cierto,

nada más puro,

que nuestros corazones sean uno.

¡Gracias a todas las personas especiales

que formáis parte de mi mundo!

Serenidad

Los pies en la tierra,

la cabeza sobre los hombros,

lo que antes te hacía fiera

ahora ni te aturde un poco.

Cuando comprendes que solo somos marionetas

en el circo de la vida,

que vivimos de prestado,

que la experiencia aprieta,

pero nunca ahoga.

Que tu cuerpo físico 

tan solo es el vehículo de tu alma

para recorrer el camino

que te llevará a la calma.

Cuando de verdad interiorizas la enseñanza

todo fluye, todo amaina.

Para ti mamá

Madre del alma, madre querida,

que me albergaste en tu vientre

y me trajiste a la vida.

Nunca la palabra gracias llegará a ser suficiente

para poder expresarte lo que mi corazón siente.

Me acompañas en cada paso, a cada instante,

sin duda un amor inigualable.

Alguien que es capaz de todo

por ver tu cara radiante.

Sin reproches, sin chantajes,

sin esperar que algo cambie.

Porque siempre te querrá,

porque pase lo que pase

estará para apoyarte.

Transitando momentos

Mente inquieta, mente absorta,

incesante, que no cesa.

Te aturde con pensamientos, 

miiles a cada momento,

te perturba, te rodea,

te acorrala, no te deja.

Pero ahí apareces tú

con tu claridad inmensa,

con tu remanso de paz,

con todas tus herramientas.

Para decirle a tu mente:

“te reconozco, te veo,

pero yo ya no soy esa..

Ahora me toca vivir,

voy a hacerlo a mi manera,

voy a dejarme fluir,

que me lleve la marea”.

El camino continúa

A veces es necesario tomar distancia

para analizar con perspectiva

los misterios de la vida.

Descifrar los para qués,

sentir el miedo, la duda,

y el sufrimiento también.

Camuflarte en tu dolor,

pero sin rendirte a él.

Abrazar tu propia sombra

para resurgir después.

Como si de un sueño se tratara

conseguirás despertar,

con la mente algo aturdida,

pero respirando paz.

Porque habrás hallado la respuesta

desde la tranquilidad::

la felicidad es un estado,

no le des más vueltas ya.

Otra experiencia, un nuevo aprendizaje,

que solo te aporta fuerza

para continuar el viaje.